“L’Enfant prodigue”, escena lírica de Claude Debussy, significa muchas cosas. Primero, fue pensada como pasaporte a la visibilidad y prestigio ya que fue compuesta expresamente para ganar el afamado “Prix de Rome”, que anualmente premiaba a las mejores promesas musicales de Francia; de ahí la estructura, temática, cantidad de voces, todos requerimientos del concurso. Por otra parte es el primer acercamiento a una obra vocal de grandes dimensiones por parte del compositor, que en toda su carrera tendrá al canto como uno de sus instrumentos de expresión favoritos pues lo liga a corrientes poéticas de su tiempo y le permitirá búsquedas de color, de armonías y matices correspondientes. También significará la primera de sus dos únicas óperas, una obra de dimensiones mucho más reducidas al lado de la monumental “Pélleas et Mélisande”. También es un puente entre los estilos musicales del mismo Debussy y de una Francia que apreciaba pero ya despedía a figuras como Offenbach, Gounod o Bizet y recibía a los nóveles compositores como Massenet; despedía el romanticismo y saludaba el fin de siglo impresionista, sensorial y simbolista. Debussy imitará conscientemente el estilo de Massenet en la música de Lia y será su propio Debussy en la música de un Azaël, buscará armonías más independientes de la jerarquía tonal y cimentará un discurso vocal cada vez más cercano a la prosodia del habla francesa; la lejanía de una historia mítica le permitirá además sazonar con giros modales, escalas “exóticas” y momentos pantomímicos. Desde su nacimiento y partida en 1884, desde aquel ganado “Premio de Roma”, este “Hijo pródigo” de Claude Debussy se escapa y vuelve y cada vez empatizamos con la angustia de su protagonista, con el obstinado ruego de su madre; su familia lo recibe con la misma sorpresa y alegría y le diseña vestimentas nuevas. En el Chile de hoy, desesperadamente esperanzado, nos lo cuenta Lírica Disidente.

Gonzalo Cuadra B.

Elenco de Cantantes

Sonia Vásquez (Lía)

Francisco Tokusei (Azaël)

Nicolás Suazo (Siméon)

Orquesta Colectivo Azul

Cuerdas

José Manuel Hernández (violín)
Luna Bustamante (violín)
Carol Basoalto (viola)
Tatiana Mejías (cello)
Héctor Arteaga (contrabajo)
Maderas Ange Quilaqueo (flauta traversa)
David Pérez (oboe)
Rodrigo Araya (clarinete)
Francisco Jara (fagot)

Trombones

Dominique Arenas
Isadora Lobos

Pianista

Claudio Oliva Moreno

Director

Miguel Ángel Castro Reveco

Equipo Artístico-Técnico

Director escénico: Ignacio Ramírez
Diseño y realización de vestuario: Valentina Maldonado
Diseño y técnico en iluminación: Alexis Erpel
Gestión y producción: Nicolás Vásquez y Camila Guggiana S.
Diseño gráfico: Gonzalo Molina
Obra del afiche: Héctor León

Construye el camino del Hijo Prodigo

Estaremos muy agradecidxs de todo acto de buena intención que busque aportar en este bello proceso de democratizar la opera en Chile.

Siguenos en:
@liricadisidente